repertorio

noviembre 10, 2008

¡ No vengan con nosotros quienes llorando en sus casas arrastran sus lágrimas como una pesada cadena al cuello!

No hay comentarios: